{«dynamic»:true,»content»:»post_date»,»settings»:{«before»:»

«,»after»:»

«,»date_format»:»custom»,»custom_date_format»:»Y»}}

{«dynamic»:true,»content»:»post_title»,»settings»:{«before»:»

«,»after»:»

«}}

Creando oportunidades

Patrick Munyaneza, responsable de Mundo Ético en Mozambique ha hecho entrega de la financiación de este proyecto a Kulima, nuestra contraparte en el país africano, que se encargar de gestionar la «Escolinha Ntwanano». Esta guardería que se encontraba cerrada por falta de recursos, ha podido abrir sus puertas en el barrio de Maxaquene, uno de los más desfavorecidos de la capital.

Este proyecto permite el acceso de a 32 niños en situación de vulnerabilidad a todos los servicios integrales de la guardería, como la educación, crianza, 3 comidas al día y las vacunas y atención médica que necesiten. Todo ello en un entorno seguro, tranquilo y adaptado a todas sus necesidades, atendido por un equipo de excelentes educadoras. 

Como objetivos transversales e incluidos en el proyecto, se ha tenido en cuenta también la situación de sus madres, con el compromiso y apoyo de que puedan también ellas mejorar sus condiciones, ya sea continuando sus estudios en los casos de madres más jóvenes, como en el de poder encontrar un trabajo digno que sea significativo en mejorar las condiciones de su familia.

Por último, y por el hecho de haber podido abrir la guardería gracias al proyecto de Mundo Ético, otras familias que si podían acceder a estos servicios se han visto notablemente beneficiadas también, y por fin tienen una guardería a su alcance, debido a la gran necesidad que tenía la zona de un servicio de estas características.

Si quieres ver un resumen del proyecto, no te pierdas este vídeo donde podrás ver como funciona La Escolinha Ntwanano: